«Nuestro objetivo es fortalecer y mejorar la convivencia escolar.»

Licenciada en Derecho y especialista en Mediación Familiar y Escolar, Paula Bañuelos Herrán es la Directora General de Brave Up Europa.

A través del uso de las nuevas tecnologías digitales, esta App se presenta como una herramienta para construir una comunidad escolar colaborativa y mecanismos de defensa para combatir fenómenos tan habituales como el acoso escolar, el sexismo o la discriminación en cualquier ámbito donde se produzca.

SEK Lab tuvo la suerte de acompañar a Brave Up Europa durante los meses que formó parte de la III Edición de su programa de aceleración. Tres años después y tras cosechar numerosos éxitos, entrevistamos a la CEO de Brave Up en Europa, que nos cuenta más detalles sobre su proyecto y cómo ha vivido su evolución.

STARTUP BRAVE UP

¿Cómo nace vuestro proyecto?

Brave Up es una organización con impacto social, que nace como consecuencia de la inquietud de un grupo de expertos en Educación, alarmados por la situación de violencia que se vive en las escuelas.

Como se sabe, gran parte de esta violencia ambiental viene derivada (y hay estudios que lo demuestran) por una carencia en el desarrollo socio-emocional de los niños y niñas y una escasa coordinación entre los tres pilares del centros educativa (padres, alumnos y profesores).Y si a esto le sumamos que nos adentramos en un mundo donde la tecnología es y será el eje  de nuestras vidas,  este aprendizaje sobre nuestro desarrollo socio-emocional cobra un papel mucho más importante, fundamental y necesario para las nuevas generaciones. Además, este conocimiento les permitirá hacer un uso responsable de la tecnología.

Nosotros usamos las nuevas tecnologías pero nuestro foco de interés es la Educación.

Nuestro objetivo es fortalecer y mejorar la convivencia escolar. Esto va a permitir a los niños y jóvenes un bienestar personal y social.

¿Quiénes sois los fundadores del proyecto?

Los principales fundadores somos Álvaro Carrasco que se encuentra en Chile y yo, Paula Bañuelos Herrán, que me encuentro en España. Ambos contamos con un gran equipo disciplinar experto en sus  respectivas materias.

¿Por qué habéis emprendido en el ámbito de la educación?

Por vocación, pero es curioso que ambos estudiamos en primer lugar otras especialidades. Álvaro económicas y yo Derecho, pero nuestras vidas y nuestros intereses nos fueron uniendo y llevando a poder combinar nuestra pasión y nuestra profesión. Creo que es la mayor satisfacción que una persona puede obtener en el ámbito laboral, trabajar en aquello que le apasiona. El margen del desarrollo personal y profesional, el concepto de trabajar cuando sabes que ayudas a otras personas es muy satisfactorio. 

¿Cuál es el valor diferencial de vuestra startup?

Nos diferencia nuestro espíritu y compromiso con la educación tanto a nivel personal como profesional.

Como decía, nuestro medio es a través de la tecnología pero nuestro foco es Educativo. 

Queremos fortalecer y mejorar la convivencia escolar apoyándonos y siguiendo la línea de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

¿En este proceso cuál ha sido el mayor reto que habéis afrontado?

La verdad es que todavía queda mucho por hacer, pero desde nuestra organización los principales retos con los que nos hemos encontrado y nos encontramos son tres: 

  • A nivel financiero y de inversión
  • Falta de concienciación
  • Política.

Para poner en marcha organizaciones de carácter supranacional, se necesitan grandes inversiones que, por supuesto, no hemos tenido y que hemos tenido que suplir con inversiones privadas de los propios trabajadores, en muchos casos para poder ayudar a los Centros Educativos. En este sentido, tenemos que agradecer el compromiso de las personas que se encuentran dentro de Brave Up, que no solo tienen un objetivo laboral sin también personal.

Por otro lado, en el tema de la de concienciación social, espero que esta situación que nos está tocando vivir en relación al coronavirus, nos haga dar  más importancia en la educación de nuestros niños y niñas a la gestión emocional y a nuestro bienestar antes que a cuestiones superficiales. Hemos comprobado que antes situaciones críticas en la vida, lo único que nos salvan son nuestras habilidades y capacidades de gestionar y controlar nuestras emociones. 

Los adultos somos referente de los niños y niñas y si nosotros no sabemos hacer un uso adecuado y atender a las necesidades emocionales de nuestros hijos e hijas nos encontramos ante un retroceso para la humanidad.

Queremos educar niños capaces de enfrentar estas situaciones, con seguridad, criterio y esperanza de conseguirlo. Necesitamos una transformación y los más pequeños son capaces de llevarla a cabo con nuestra ayuda. 

Para ello, debemos transformar positivamente el bienestar socio-emocional de los niños y adultos para mejorar nuestra vida y el desarrollo sostenible y desde este punto seremos capaces de desarrollar soluciones innovadoras a los problemas más grandes del mundo.

Por otro lado, el hecho de que la educación  en España dependa del Gobierno, nuestra inestabilidad económica y los sucesivos cambios legislativos,  hacen que leyes importantes se queden en un cajón durante años y no se tenga en cuenta la inversión en bienestar  emocional. No obstante, seguimos y seguiremos trabajando por conseguir un mundo pacífico y sostenible donde prime el bienestar.

¿Cuál es el principal éxito que habéis conseguido hasta la fecha?

Personalmente el mayor éxito ha sido ser premiados como empresa referente en los Objetivos de Desarrollo Sostenible con el número 4. Educación de Calidad. 

Esto quiere decir que nuestro servicio está consiguiendo nuestra misión.

Para Brave Up, Educación de calidad significa, educar mejores seres humanos, ciudadanos que sean responsables, con valores éticos, respetuosos con el medio ambiente, que ejercen sus derechos humanos y sean capaces de convivir en paz.

¿Qué persona/empresa ha sido clave en vuestro crecimiento?

En España contamos con diferentes colaboraciones que nos ayudan en nuestro crecimiento y la mayoría obtenidos gracias a nuestra participación en el SEK Lab. Por eso, antes de tenerme que decidir por uno de mis colaboradores que no me parece justo, ya que cada uno aporta  desde su especialidad, quiero nombrar a la aceleradora del SEK Lab como principal puente para nuestro crecimiento.

Para nosotros ha sido la puerta a conocer a personas de nuestro sector y grandes empresas y mentores que nos han podido guiar y ayudar a mantenernos sin salirnos del camino.

STARTUPS GANADORAS DE LA III CONVOCATORIA SEKLAB

¿Cómo conocisteis SEK Lab y qué os animó a aplicar en la aceleradora?

Tengo que agradecer a Mónica Diez de Ideorum que me puso en contacto con Félix López Capel y me dio la oportunidad de presentarme a la tercera Edición del SEK Lab.

Ser la única aceleradora en Educación, la Institución Educativa SEK que le respalda y la calidad de los participantes, me dio toda la confianza para saber que  tenía que estar ahí y aprovechar todo el aprendizaje y conocimiento que me iban a aportar.

¿Cuál ha sido vuestra experiencia en el programa de aceleración de SEK Lab EdTech Accelerator?

Muy positivo. Solo puedo agradecer al SEK Lab la oportunidad de crecimiento que nos ha dado a Brave Up, su apoyo, sus contactos y en especial la posibilidad de pilotar en sus centros educativos. Esta posibilidad nos hizo validar nuestro producto y confirmar su efectividad ya que nos encontramos trabajando en el Colegio SEK Alboran y estamos trabajando para que este próximo curso se sumen más centros SEK.

¿En la actualidad, cuál es el impacto de vuestra organización en la comunidad educativa? 

La mejora del bienestar. El profesorado comprueba a lo largo del curso la mejora en las relaciones sociales de sus alumnos, a través del aprendizaje de habilidades y valores necesarios para su bienestar. 

Al inicio del curso entregamos al profesorado un programa online denominado Convivencia: Respeto y Tolerancia, perfectamente organizado por sesiones, con materiales motivadores y divertidos para los alumnos (vídeos, dinámicas y juegos online). 

A lo largo del curso, los tres pilares del centro educativo -profesorado, alumnado y familias- podrán trabajar de forma coordinada con las herramientas fundamentales para el desarrollo socio-emocional de los niños y niñas, desde infantil hasta secundaria.

Se trabajan diversos contenidos socio-emocionales, desde los valores humanos, la inteligencia emocional y las habilidades sociales, hasta la convivencia, la resolución de conflictos y la prevención del acoso escolar, con el fin de promover una cultura de paz en los centros educativos.

Además desde BRAVE Data, con el uso de tecnologías pioneras de análisis de datos y aprendizaje automático, proporcionamos al centro escolar informes interactivos que les ayudan a identificar potenciales conflictos, alumnos y alumnas con capacidad de actuar de mediadores, y otras herramientas para mejorar su capacidad de intervención y anticipación.

BRAVE Data se apoya en las conclusiones de expertos para proponer una experiencia milimétricamente personalizada a cada centro y grupo.

Desde Brave UP, además, aportamos el conocimiento y las herramientas que necesitan docentes, familias y alumnado para recibir una educación socioemocional de calidad. Una educación que les convierta, entre otras cosas, en ciudadanos responsables en el uso de las nuevas tecnologías.

En resumen, nuestra empresa apuesta por una sociedad moderna, inclusiva e innovadora donde las personas a las que pretendemos llegar reciban la mejor educación en valores y adquieran las estrategias de convivencia necesarias, basadas en el respeto, la empatía y la igualdad.

Pin It on Pinterest

Share This