<<Segureskola es ciberseguridad y compromiso con la educación digital, la convivencia y la igualdad>>

Gaptain

La revolución tecnológica ha iniciado una época de progreso, desarrollo e innovación, transformando muchos aspectos de la sociedad. El impacto que el uso de estas nuevas herramientas puede ocasionar a los grupos más vulnerables, niños y adolescentes, ha preocupado desde la popularización de su uso.

La brecha digital generacional es una consecuencia negativa de la irrupción de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y consiste en la exclusión digital de las personas que encuentran mayores dificultades en su uso. En este sentido, padres, madres y educadores carecen, en muchas ocasiones, de las competencias necesarias para acompañar a los niños y adolescentes en el ámbito digital, donde cada vez invierten más tiempo.

Con la misión de ayudar a las familias en la protección de los menores frente a los riesgos de internet, redes sociales y móviles, Gaptain se presenta como una solución eficaz a un problema tan complejo como la brecha digital generacional. Su proyecto no sólo conciencia de los peligros de internet, también capacita al entorno familiar y escolar para asegurar el bienestar digital de los más jóvenes y vulnerables.

Rosa Pérez, directora académica de Gaptain

Gaptain es una de las doce Startups que forman parte de la actual y V Edición de la Aceleradora SEK Lab. En la entrevista de hoy, su directora académica, Rosa Pérez, nos cuenta la historia y todos los detalles de este proyecto de impacto social y de su programa de capacitación digital.

¿Cómo nace vuestro proyecto? 

En Enero de 2017 realizamos un estudio de mercado entre familias que indicó que tenían preocupación por los riesgos que se podían encontrar en internet los menores y que había una importante brecha digital que hacía que no se sintieran capaces de acompañar a sus hijos/as y formarles adecuadamente. 

Una vez analizado el estudio, surge Gaptain con el objetivo de diseñar una solución eficaz que ayudase a las familias en la protección de los menores frente a los riesgos de internet, redes sociales y móviles

 ¿Quiénes sois los promotores/fundadores del proyecto? 

El proyecto lo inicia Roberto Álvarez en el 2017 y en el 2018 se une al mismo Rosa Pérez, Verónica Lozano y otros tres socios. 

¿Por qué habéis emprendido en el ámbito de la educación? 

El proyecto inicialmente estaba enfocado en familias, pero enseguida nos dimos cuenta de que no tenía mucha aceptación si no venía referenciado desde su centro escolar. Por ello, le dimos una vuelta a nuestra propuesta y creamos Segureskola, nuestra solución de capacitación digital para entornos educativos (colegio + familias) sobre ciberseguridad, competencia digital y convivencia positiva. 

Segureskola parte de un taller de diagnóstico en el que creamos el sociograma del aula y extraemos los riesgos digitales que aplican a ese grupo en base al uso que hacen de Internet y las nuevas tecnologías. En base a esos riesgos, creamos el programa de capacitación a medida y en forma de unidad didáctica

¿Cuál es el valor diferencial de vuestra Startup? 

Nos diferenciamos en varios puntos con respecto a empresas que forman en riesgos de Internet y nuevas tecnologías.

En primer lugar, siempre decimos que nosotros no formamos, capacitamos. Hay una diferencia importante en ello porque en nuestros talleres acompañamos al alumnado y profesorado para que desarrolle sus competencias y habilidades que le van a permitir minimizar los riesgos a los que se puede encontrar al acceder a Internet y utilizar las nuevas tecnologías. Una vez conseguido esto, formamos en aquellos conceptos desconocidos o buenas prácticas a desarrollar

Otra diferencia es que no preparamos planes formativos estándar, creemos que impartir la misma formación para todos no funciona. Por eso partimos de un diagnóstico y diseñamos el plan de capacitación a medida en base a los riesgos que encontramos en ese taller y en base al uso que hace de Internet y las nuevas tecnologías ese grupo en concreto. 

Y otro de los puntos que nos diferencia es que creemos que es muy importante medir. En nuestro caso medimos al inicio del programa en el diagnóstico y medimos después del plan de capacitación, así podemos verificar cuál ha sido el impacto de nuestro programa. 

¿En este proceso, cuál ha sido el mayor reto que habéis afrontado? 

El mayor reto fue conseguir pivotar de una solución pensada para familias, de venta individual y estándar para todos/as a una solución pensada específicamente para colegios y que es personalizada para cada grupo de alumnos/as. 

¿Cuál es el principal éxito que habéis conseguido hasta la fecha? 

Por suerte hemos tenido varios hitos que nos han ayudado, así que es difícil destacar uno porque uno nos ha llevado a otro. El primer éxito importante fue entrar en la fase final del programa BBK Venture Philanthropy que además de ayudarnos económicamente nos certificó como empresa de impacto social, sello emitido por Ship2B. 

Y otro de los hitos importantes fue presentarnos a la V edición de SEK Lab Awards, ser una de las empresas finalistas y poder disfrutar del programa de aceleración de SEK Lab EdTech Accelerator. Todo ello nos está ayudando mucho a conocer mejor el sector EdTech con referentes en el mismo. 

¿Cómo conocisteis SEK Lab y qué os animó a aplicar en la aceleradora? 

Conocimos SEK Lab por distintas referencias que nos llegaban desde el propio ecosistema de Startups y no tuvimos muchas dudas a la hora de aplicar. Aceleradoras hay muchas, pero encontrar una en España, con experiencia específica de EdTech y que además sea de ámbito global creo que la diferencia frente al resto

¿Cómo está siendo vuestra experiencia en el programa de aceleración de SEK Lab EdTech Accelerator? 

La verdad es que estamos aprendiendo mucho y conociendo a fondo el sector EdTech tanto en las sesiones presenciales como en las sesiones que mantenemos con los mentores y profesionales. Además, compartir información, ideas y buscar posibles sinergias con otras startups que están en situaciones similares a la nuestra es un punto a favor.

Esperamos también poder realizar algún piloto de nuestro programa Segureskola en uno de los colegios SEK, nos serviría mucho para poder ajustar nuestro programa y verificar que se adapta a las necesidades de diferentes centros educativos. 

Esperemos que la situación actual provocada por el coronavirus no nos frene demasiado y podamos continuar con el programa lo máximo posible. 

¿Cuál esperáis que sea el impacto de vuestra organización en la comunidad educativa?

Nos mueven las ganas de sumar experiencia a la solución del problema social causado por la precipitada irrupción de la tecnología en nuestras vidas y por ello queremos generar un impacto sostenible que perdure en el tiempo, tanto al menos como lo haga la brecha digital generacional

Y por ello nos gustaría ayudar a capacitar a centros educativos y familias con los tres pilares que sustentan el bienestar digital de las personas: entornos ciberseguros, competencia digital y tecnología de seguridad y supervisión. 

SEGURESKOLA: entorno educativo Ciberseguro comprometido con la Educación Digital e Igualdad.

Pin It on Pinterest

Share This